martes, 18 de febrero de 2020

El desaparecido Puesto 36, peruano en Madrid

Es una pena hacer la crónica de un local cerrado, pero en esta ocasión queremos dejar constancia de un lugar que nos encantó en nuestra única visita, muy corta y quedando en volver, porque aprendimos mucho de la cocina peruana con Edu Ferré, chef del espléndido Puesto 36, en el madrileño Mercado de Maravillas (c/ Bravo Murillo, 122, metro Cuatro Caminos). Ahora buscan nuevo local, ya con horario más amplio, y no sujeto al del mercado. Les deseamos lo mejor.


En el ambiente informal que favorece comer en el mostrador lo que acaba de prepararse ante nuestros ojos, dialogamos entonces con otros comensales, trabajadores peruanos también que vienen a comer expresamente aquí, porque les recuerda a su casa. Uno nos dice: "es lo más parecido a como comemos en Perú, al sabor auténtico de lo de allí". Así que, por ese encanto de la comida, nos traslada -nos dicen- al ambiente y los gustos del Mercado Central de Lima o al de Surquillos. Algunos "insumos" (ingredientes) los trae directamente desde su país. No pudimos probar su Papa rellena, su especialidad en el restaurante que antes regentaba Edu Ferré en Perú, y que llevó a Mistura, la Feria Gastronómica Internacional de Lima.


Empezamos con un aperitivo de Alitas de pollo con una salsa picante:


Probamos su Causa Limeña (capas de puré de papas con ají amarillo, con aguacate, tomate y un relleno de atún con mahonesa).


Terminamos con este Ceviche Carretillero (el nombre proviene de su venta ambulante en carretillas). Es un ceviche mixto que, junto al clásico de pescado macerado en lima, cilantro, ají lima y cebolla roja, lleva también chicharrón (frito) de calamar o pota. Se acompaña de guarnición de cancha (granos de maíz amarillo tostado en aceite o manteca), choclos (granos de una mazorca lechosa de maíz cocida).