miércoles, 27 de noviembre de 2019

Tortilla de pescadilla

Seguimos con cocina de restos. En este caso aprovechamos una pescadilla o pescada, que es como llamamos en Andalucía a las merluzas medianas, de menos de dos kilos, que habíamos utilizado para preparar un fumé de pescado, cociéndola 20 minutos con unas verduras (cebolla, tomate, ajo, puerro, apio). Se podría hacer esta misma receta con restos de cualquier otro pescado cocido. Con la carne desmenuzada podemos preparar croquetas, ensaladillas, patés, tortitas de masa, sándwiches con lechuga y mayonesa, etc. Hoy probamos esta tortilla de pescadilla, que también podría llevar unas patatas fritas en taquitos, pero que probamos en una versión más sencilla.

Hacemos un sofrito, en un poco aceite de oliva virgen extra, de una guindilla (si queremos que no pique, no la ponemos, pero le da su gracia), media cebolla, dos dientes de ajo y un pimiento verde, todo muy picado. Hacemos hasta que la cebolla esté tierna.

Añadimos la carne de la pescadilla y la rehogamos con el sofrito, tres o cuatro minutos, que coja el gusto del aceite y las verduras.

Batimos cuatro huevos y le añadimos, aún caliente, la pescadilla y el sofrito. Fuera del fuego, picamos muy fino un buen manojo de perejil, y se lo añadimos a la mezcla. Removemos. Dejamos que repose y empape todo unos minutos.

Cuajamos la tortilla al gusto, dando la vuelta (como si fuera una tortilla de patatas), para que se haga por los dos lados. Esta es la tortilla de pescadilla ya en el plato.


1 comentario: