martes, 28 de febrero de 2017

Restaurante Salicornia (Cádiz)

Teníamos muchas ganas de volver a Salicornia (c/ Plocia, 2), el restaurante abierto por Juan Höhr en Cádiz, del que ya dimos reseña de su inauguración, el pasado 11 de noviembre de 2016.

Mientras nos decidíamos, probamos este aperitivo de Edamame (habas de soja verde):

Junto a la Carta, ofrecen una pizarra de platos que van cambiando según el día. En nuestra visita ofrecía propuestas tan interesantes como un Guiso de garbanzos Sharía Masala o un Arroz crujiente con salicornia y erizos, además de sus muy destacadas carnes para brasa, un Lomo de Wagyu de 450 gramos o una Txuleta de vaca alemana con más de 30 días de maduración.

De esa misma pizarra escogimos esta Ensalada Sunomono con alga wakame. Una ensalada japonesa que, en su versión más elemental lleva láminas muy finas de pepino, sésamo y una vinagreta de soja, vinagre de arroz y azúcar moreno. La versión de Juan Höhr, además de langostino puede llevar algún otro secreto personal.

Seguimos tirando de pizarra con este Ceviche de pez mantequilla:

Toda la comida la maridamos con un Pizarras de Otero 2015, un vino tinto de uvas Mencía de viñas octogenarias, de la D.O. Bierzo.

Seguimos, ya con el resto de platos escogidos de la Carta, con una Pasta Yakisoba con verduras, langostinos y movimiento. Este último misterioso ingrediente es hanakatsuo, unas virutas muy delgadas de katsuobushi, un alimento japones obtenido de atún listado o bonito seco, fermentado y ahumado. Cuando esa virutas forman parte de un plato caliente, se mueven como si bailaran, con un efecto que hace aún más hermoso el plato.

Probamos también el Arroz cremoso de hongos de la Sierra de Cádiz.

Y este Crepe de pato crujiente estilo Pekín con salsa Hoisin:

Para los postres, tienen otro pizarra con especialidades como la Tarta de queso, la Tarta Comadre (de galleta y una mousse de nata montada y leche condensada) o el Coulant de Chocolate.

Nos decidimos por la Samuel Smiths Cake, un espectacular bizcocho elaborado con la prestigiosa cerveza inglesa Samuel Smiths Imperial Stout, que le aporta al dulce sus complejos sabores a malta tostada, café y chocolate negro. Se contrasta con un frosting de crema de queso. 

Un apartado especial para reseñar la enorme calidad del café con el que terminamos esta comida. En Cádiz (Bar Brim aparte) no suele mimarse como corresponde este complemento fundamental de una comida. El café del Restaurante Salicornia es tan excelente que, por un momento, nos pareció estar en Italia o en Portugal. Emplea Cafés Mis Nietos, una empresa de Pueblonuevo (Córdoba) que los tuesta de manera artesanal desde 1922. A esa materia prima excelente le aportan aquí el saber prepararlos como merecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario