lunes, 6 de junio de 2016

Paté de hojas de zanahoria, avellanas y sésamo

Para este Paté vegetal, que nos enseñó Graciela Fuck en su Taller de Cocina Judía en El Berrueco, utilizamos las hojas verdes de las zanahorias, que normalmente se desechan.


Desprendemos las hojas de un manojo de zanahorias (que pesaban en total sobre un kilo), descartando los pequeños tallos. Las lavamos muy bien, pues suelen venir con algo de tierra. Las ponemos a cocer, cubiertas de agua, durante veinte minutos. Las escurrimos.


En el vaso de batidora ponemos las hojas de zanahoria cocidas, 100 gramos de avellanas tostadas, un par de cucharadas de sésamo blanco (usé sin tostar, pero se puede poner tostado), un diente de ajo pelado, sal, pimienta recién molida y chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra, que cubra las zanahorias.


Batimos todo a máxima velocidad. Si quedara muy seco, añadir un poco más de aceite de oliva. Estará listo cuando se despegue fácilmente de las paredes del vaso de batidora, formando una masa compacta.


Debe quedar espeso pero cremoso. No importa si quedan algunos trocitos de avellanas, que le dan una textura crujiente. Es muy energético. Se toma con regañás o tostaditas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario