jueves, 26 de mayo de 2016

Lombarda con manzana, pasas y semillas

Realizamos una receta, con alguna variante, aprendida del blog El Comidista. Empezamos rehogando, en una sartén profunda y en aceite de oliva virgen extra, una cebolla roja, cortada en rodajas, hasta que se ablande, unos cinco minutos.


Mientras, aparte, ponemos a remojar, hasta que las usemos, al menos media hora, un par de puñados de pasas blancas Corinto en un vaso de vino blanco. Usé un vino Verdejo D.O.Rueda.


Añadimos a la sartén la col lombarda, cortada muy fina. Como eran muy pequeñas, usé dos lombardas (sobre un kilo en total). Rehogamos unos cinco minutos.


Se añaden dos manzanas verdes ácidas (usé de la variedad Granny Smith), peladas, despepitadas y cortadas a cubos grandes. Se rehogan otros cinco minutos. Añadimos medio vasito de vinagre de manzana y dejamos evaporar un par de minutos.

Añadimos un vaso de agua y dejamos cocer, tapado, durante una hora.


En una sartén antiadherente, sin nada de aceite, tostamos sin que se quemen unas semillas de piñones, pipas de girasol y pipas de calabaza. Retiramos y reservamos.


Cuando la lombarda está ya tierna (sobre una hora, menos si se quiere algo crujiente), le añadimos las pasas, el vino verdejo donde se han hidratado y las semillas. Dejamos cocer, a fuego más fuerte para que evapore, durante otros cinco minutos.


El resultado debe quedar jugoso y casi seco. Se sirve caliente, sólo o como guarnición de carnes y pescados. También se puede comer como ensalada tibia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario