martes, 19 de enero de 2016

SALSA DE SETAS Y BEICON

Voy a preparar una variante de la salsa italiana Sugo di funghi, una salsa de setas que se utiliza para acompañar pastas con volumen, como cappieddi (sombreritos) o farfalle (mariposas). Va bien también, por supuesto, con unos macarrones.

En esta ocasión, utilizamos medio kilo de setas de cardo, pero puede servir cualquier seta fresca. Las limpiamos muy bien de arenilla, frotándolas con un paño húmedo, y las troceamos.


Cortamos a cuadros 200 gramos de lonchas de beicon cocido ahumado.

Hacemos un sofrito, en aceite de oliva virgen extra, de una cebolla y un diente de ajo, picados, y una guindilla.

En ese sofrito, rehogamos el beicon hasta que tome color

Añadimos las setas y las removemos unos minutos.

Añadimos una copa de vino fino y una pizca de nuez moscada y ramillete atadillo de perejil y albahaca (que retiraremos luego). Se hace en una media hora, primero tapado, para que se cueza en su propio jugo, y luego, ya a fuego abierto, para que reduzca la salsa.


Si no se quiere utilizar como salsa para una pasta, esta misma preparación se puede tomar tal cual, o añadirle tres o cuatro huevos y hacer un revuelto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario