domingo, 3 de enero de 2016

Refrito de espinacas con pasas sultanas y pipas de calabaza

Hacemos un plato muy sencillo, una adaptación de las "espinacas a la catalana", con pasas y piñones. Una receta tradicional de Cataluña, que se ha extendido a todas las cocinas españolas. Se utilizan habitualmente pasas de Moscatel o de Málaga, aunque ahora gustan las pasas de Corinto, negras, más pequeñas y sin semillas. En esta receta he utilizado pasas Sultanas, amarillas, más dulces y también pequeñas y sin semillas. En lugar de los caros piñones he utilizado semillas de calabaza, que le dan una textura crujiente muy apetecible.

Utilizaremos un manojo de espinacas por persona (para dos, utilicé algo más de medio kilo). Usamos las hojas y un poco del tallo. Las escaldamos en agua hirviendo dos minutos. Las sacamos y escurrimos.

Echamos un chorreón de aceite de oliva virgen extra n una sartén antiadherente, Ahí rehogamos un par de dientes de ajo, muy picados, hasta casi dorar. Añadimos un puñado de pasas sultanas (sin remojar, se hidratan en la misma sartén) y las espinacas. Removemos y dejamos unos cinco minutos.


Añadimos entonces las pipas de calabaza. Se pueden poner al principio, pero así quedan más crujientes.


Dejamos rehogar, removiendo con frecuencia, otros diez minutos. A medio refrito, añadimos un poco de sal, una punta de nuez moscada y media cucharadita de mezcla de pimientas (negra, blanca, verde y rosa) molidas. (Si no, la que se tenga, pero siempre molida).


Debe quedar seco pero jugoso. Este es el plato ya terminado:


Ya terminado, a este mismo refrito se le pueden añadir 4 huevos batidos y hacer un revuelto; o cuajarlo todo como una tortilla plana, haciéndola por los dos lados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario