domingo, 11 de octubre de 2015

Una vendimia de principios del siglo XX en Moguer

Asistimos ayer sábado, 10 de octubre, en Moguer a la ruta "A  vendimiar con Platero", una de las actividades que organiza el grupo Sentire, dentro del programa "II Otoño enogastronómico  en Doñana 2015", que busca compartir la cultura del vino y la gastronomía de Huelva.

Victor Fernando Vega, gerente del Grupo Sentires, y organizador de la ruta.

Guiados por  el actor Diego Vázquez, que interpretaba al poeta Juan Ramón Jiménez, hicimos un recorrido por el pueblo de Moguer, reproduciendo las distintas faenas de la producción del vino. Este producto era la principal riqueza de la localidad hasta que la epidemia de filoxera, a finales del XIX, acabó con la mayoría de las cepas. Esta circunstancia afectó a la propia familia del poeta, bodegueros de origen riojano, que perdieron toda su fortuna con la epidemia.

Las rácimos de uvas se recogían en los viñedos en canastos y se colgaban en las alforzas de los burros para su transporte.

En burros recorrían el pueblo.

Hasta llegar a la puerta de las bodegas.

Realizamos las tareas de la obtención del mosto de esas uvas en la histórica Bodega del Diezmo Nuevo, fundada en 1770 y citada varias veces en la obra "Platero y yo".

En la bodega, se comienza por pesar la uva que entra.

Por tandas, se echan las rácimos en el lagar, una tina de madera donde se pisa y se prensa. El mosto sale por un pequeño agujero, separándose así de los escoberos. Por la misma inclinación del suelo, va escurriendo hasta unas rendijas en el suelo que lo recogen en una cubeta colocada bajo ese nivel.

Con el tiempo, este proceso pasó a realizarse con prensas de madera y actualmente hidráulicas.

Para el pisado tradicional, se procedía a un previo lavado de los pies en palanganas, en su momento de barro.
El pisado debe ser lento, con los pies juntos y alternando las pisadas. A la vez se va girando hasta recorrer toda la superficie del lagar.
El autor de este blog, Manuel J. Ruiz Torres, pisando uvas junto a Juan Antonio Mena, del blog Tubal (que nos ha cedido esta foto)

Se remueven los restos sólidos de la tina para favorecer la escorrentía del mosto.



El mosto se recoge de la cubeta en jarras.

El mosto se trasvasa a una jarra más pequeña.

Desde estas jarras se trasiega el mosto, a mano, a través de una canoa de madera, un tipo especial de embudo empleado en las bodegas andaluzas de crianza.

A continuación, antes de disfrutar de la comida maridaje, Antonio Sáenz, gerente de Bodegas del Diezmo Nuevo, nos explicó brevemente el proceso de elaboración de sus vinos, que siguen los procesos de crianza biológica y oxidativa.

Tienen especial reconocimiento su Vermut artesanal, el primero en elaborarse en España, y su tradicional "Vino naranja Melquiades Sáenz", que ya lanzaran en 1870. Se trata de un vino blanco "Condado de Huelva", macerado con cortezas de naranja y envejecido, por el mismo sistema de soleras y crianza, durante un mínimo de dos años. Desde 2011 está protegido por la Denominación de Origen "Vino naranja del Condado de Huelva".

No hay comentarios:

Publicar un comentario