viernes, 16 de octubre de 2015

MUSLOS DE POLLO CON CERVEZA Y BERENJENAS

Celebramos nuestro particular "Oktoberfest" (con esa facilidad con la que importamos y asimilamos todo lo festivo) cocinando con cerveza. Algo tan sencillo como muslos y contramuslos de pollo, con muchas verduras, incluyendo la siempre versátil berenjena, una hortaliza que era muy frecuente en los guisos anteriores a la aceptación mayoritaria de las patatas. Cocinamos con una cerveza muy económica, la Festbier, elaborada especialmente para estas fiestas y distribuida por Lidl (naturalmente se puede superar esta apuesta). Es una cerveza Märzen (elaborada en marzo), tipo Lager, de fermentación lenta a baja temperatura, acogida a la cervecera ley de pureza germánica. Elaborada en Baden-Wurttemberg.


Quitamos la piel a los trozs de pollo y salpimentamos.

Picamos las verduras: cebolla roja, ajo, zanahoria, nabos, apio y achicoria.

Rehogamos el pollo en aceite de oliva virgen extra hasta que se dore por todos los lados. Retiramos y reservamos los trozos de pollo.

En ese mismo aceite sofreímos la cebolla y el ajo. Cuando esté transparente, añadimos el resto de las verduras picadas. DEjamos, a fuego lento, unos diez minutos.

Volvemos a colocar los trozos de pollo y cubrimos con la cerveza. Dejaremos cocinar durante unos cincuenta minutos.

En los quince últimos minutos de guisado del pollo añadimos una o dos berenjenas, con piel y troceadas. 

Sacamos los trozos de pollo, ya tiernos, del guiso y reservamos.

Reducimos el jugo de cocción hasta que quede con la consistencia de una salsa bien ligada.

Volvemos a poner los trozos de pollo y calentamos. El plato se sirve con la salsa como acompañamiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario