jueves, 18 de septiembre de 2014

Pepe Marín y Juan Leiva navegan por un sueño en el Hotel Playa

Asistimos, el pasado 10 de este mes de septiembre, a la charla-presentación que hicieron el periodista y productor audiovisual Pepe Marín y el marino Juan Leiva (Viejo Lobo) en el Hotel Playa, dentro de su "Ciclo de Experiencias Gastronómicas". De nuevo, con el sabio asesoramiento de Juan Antonio Mena y Pilar Acuaviva, del blog Tubal.

Javier Bocanegra (jefe cocina Hotel Playa), Antonia Gallán (directora Hotel Playa), Juan Antonio Mena (blog Tubal), Pepe Marín y Juan Leiva.

Pocas veces cuadra mejor el título de este ciclo -Experiencias- a lo mucho que pudimos disfrutar en ese encuentro. Porque el acto no sólo estuvo colmado de vivencias, contadas en primera persona por sus protagonistas, sino también de ese otro sentido de la experiencia, que señala la destreza y la maestría en lo que se trabaja. La charla, convertida enseguida en un divertido y dinámico diálogo con el público, se había titulado "Navegando por un sueño: Recetario de bitácora del Mare Nostrum". Hacía referencia al título, "Navegando por un sueño", con el que Pepe Marín fue publicando, primero en Facebook y luego en su web, un particular Cuaderno de Bitácora de la grabación de su último programa para Canal Cocina, "De puerto en puerto". En éste, ambos, han recorrido al completo, en cien días de navegación, la costa española del Mediterráneo. Los dos, algecireños, hijos de ese mismo mar que desde antiguo llamamos "Nuestro". Pero, como cuenta en su Cuaderno, no sólo fue grabar un programa de televisión (interesantísimo, además), de enorme esfuerzo físico y mental, sino que la experiencia le supuso cambiar su propia percepción del mar, ahora algo cercano y cautivador.

Pepe Marín y Juan Leiva

Si tuviéramos que resumir esa hora y media larga de charla con Pepe Marín y Juan Leiva diríamos que hicieron, precisamente, una completa declaración de esa seducción con la que el mar les ha alcanzado. A uno, el periodista Marín, contándolo aún con ese tintineo del recién enamorado; al otro, viejo lobo de mar, con esa distancia socarrona de quien se las conoce ya todas de lo que ama. Y, como ocurre en esas veladas que se encienden con el entusiasmo de lo que une, la charla se nos hizo muy corta y, cuando acabó, aún duraba la excitación que habían conseguido contagiarnos por la maravilla de viajar sobre las olas, llegar a puertos por descubrir, aprender de uno mismo y de quienes nos rodean en esa situación donde, como dijo Juan Leiva, "sólo hay lo que hay".

Pepe Marín es muy conocido por su programa "Cocineros españoles por el mundo", primero en Canal Cocina y luego en La Sexta. Para este excelente trabajo visitó más de cuarenta países y le supuso dar dos veces la vuelta al mundo para entrevistar a más de cien cocineros españoles en el exterior. Ya había realizado programas gastronómicos sobre tapas o sobre los mercados. Para este viaje -que confiesa, su primera navegación larga- escogió a un marinero con enorme experiencia, Juan Leiva, capitán del velero "Viejo Lobo", con cincuenta años de navegación, embarcado desde los diecisiete. En este mismo velero, contó, navegó hasta Estambul, en lo profundo de este Mediterráneo que ahora protagoniza este "De puerto en puerto". Un velero de once metros de eslora, de la clae Bavaria 34. Contó Leiva que había cruzado dos de los tres Grandes Cabos, los principales cabos australes de la navegación por el Océano Austral, el de Buena Esperanza y el de Hornos, siguiendo la ruta de los rugientes vientos de esa latitud. Según la tradición marinera, contó, eso le da derecho a lucir tres anillos en su oreja (sólo lleva uno), permanecer de pie ante los reyes y a orinar contra el viento.

Manuel Moreno, propietario del Mesón El Copo, y Juan Leiva, Viejo Lobo

La serie recorre 22 puertos del Mediterráneo, desde Algeciras a Cadaqués, en ese mismo velero Viejo Lobo, convenientemente tuneado, para la ocasión, con una vela negra del Canal Cocina. En cada episodio, se visita un puerto y, no alejándose más de cincuenta kilómetros desde el mismo, nos enseña los mercados, productos marineros o recetas, tanto tradicionales como elaboradas por los más reconocidos restaurantes de la zona.

Mientras asistimos a la charla pudimos ver, de nuevo, el episodio piloto, dedicado a la Bahía de Algeciras. Con visita al Mercado Ingeniero Torroja, joya única de arquitectura racionalista en Algeciras; ver cómo se tira un copo, una técnica de pesca con red desde la orilla; o conocer algo de la cocina marinera que realiza el Mesón El Copo, en Palmones.


En este mismo primer capítulo, podemos ver la llegada del "Viejo Lobo" a la Catalan Bay de Gibraltar, con bobby incluido, esperándolos para legalizar la entrada. Y conocer la curiosa mezcla de cocinas, entre la genovesa, la andaluza y la británica, que se realiza en La Roca. Todo de la mano de Tito Vallejo, historiador y gastrónomo, que publicó un diccionario llanito en el 2000.

Continuamos la conversación en la pérgola del Hotel Playa, con una puesta de sol en ese mar Atlántico que bien podría ser la continuación de esta serie. Para la ocasión, Bodegas Collantes ofreció una copa de su Fino Arroyuelo y de su nueva joya, el vino joven Viña Matalian.

Juan Leiva, José Tinoco y Pepe Marín

Terminamos en la Tinoteca de José Tinoco, en el mismo tono de cercanía con el que se había desarrollado toda la charla. Con la sensación de que no estábamos sino empezando a aprender sólo un poco de ese mundo inmenso que une el mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario