domingo, 14 de septiembre de 2014

CALDEIRADA DE PESCADOS

Traigo aquí una receta que realicé este verano en tierras gallegas. Para la ocasión, utilicé maragota y serrán, dos pescados de litorales rocosos y poco profundos, que viven entre algas, espinosos y de carne muy apreciada en Galicia. En Cádiz pueden sustituirse por bodión.


Hice una versión muy poco ortodoxa de la Caldeirada de peixes. La receta, tal como la preparan en Galicia, se hace con patatas y cebollas troceadas, que se cuecen juntas, y a las que se le añade el pescado y una ajada, hecha aparte, friendo en aceite ajo picado y añadiéndole, fuera del fuego, algo de pimentón.

En nuestra versión de la receta, se empieza sofriendo en aceite de oliva virgen extra una cebolla y un par de dientes, ambos muy picados. Fuera del fuego, se añade una cucharadita de pimentón dulce y removí. A ese sofrito se le añaden las patatas, saladas y cortadas a rodajas, y se vuelve a poner todo en el fuego, removiendo, para que las papas cojan color.



Se añade un vaso de buen vino blanco gallego, en este caso un Albariño casero de Cambados. Se deja evaporar un poco y se cubre con agua. Se dejan cocer las papas hasta que estén tiernas, unos veinticinco minutos.


Se ponen entonces los pescados, enteros, limpios.


Se deja cocer todo unos diez minutos. Debe quedar corto de caldo y espeso.


Se puede hacer con cualquier clase de pescados variados. En especial con lo que llaman "pescados de rancho".

No hay comentarios:

Publicar un comentario