lunes, 24 de febrero de 2014

Arsenio Manila

Volvimos hace unos días al restaurante Arsenio Manila (Paseo Marítimo, 12), al que Raúl Cueto ha sabido dotar de personalidad propia y que, ahora con el chef José Luis Quintero, sigue en su mismo altísimo nivel de cocina y manteniendo esa chispa de creatividad y humor en sus platos que lo hacen absolutamente especial y muy recomendable. Sigue teniendo también la, quizás, mejor dirección de sala de la capital gaditana, con Toni Fernández.

Empezamos con un plato que identifican como Pasta Japo 2.1, un sashimi de atún rojo y noodels con aliño de sésamo, soja y guindilla.

Seguimos con unas Croquetas de torta del Casar, que vienen con una compota de tomate casera con un toque de tomillo.

A continuación, un Tartar de pescado de roca con manzanas verdes.

Seguimos con un Foie en brioche, donde el foie de pato combina con el dulzor del bollo francés de leche, huevos y mantequilla. Viene con setas trompeta de la muerte.

Seguimos con crudos, y nos pedimos lo que llaman un Clásico de la muerte, un tartar de solomillo de buey picado (160 gr) con setas trompetas de la muerte, yema de huevo, mostaza y ron. Viene acompañado de patatas fritas al momento.

Terminamos con un Wok marinero. Un salteado de langostinos, chipirones y pulpo con verduras thai y gambas, aliñado con ajo y guindilla. Viene con guarnición de arroz basmati.

No hay comentarios:

Publicar un comentario