lunes, 13 de enero de 2014

Chipirones encebollados

Esta vez probamos una de las maneras de guisar los chipirones. Es de las más sencillas pues, además de pocos ingredientes, ni siquiera necesita retirar el caldillo que sueltan los chipirones (como se hace si se preparan a la plancha, aprovechándolo para otra ocasión).

Empezamos limpiando los chipirones, aunque hay quien no lo hace, si son muy frescos. Quitamos la pluma, simplemente tirando de ella desde la bolsa del calamar. Luego, con los dedos, quitamos la boca, una bola dura que está entre los ojos. Si tiramos con cuidado, saldrá con ella una tira, o tubo digestivo, que también desechamos. Limpio todo bajo el chorro de agua fría, y dejo escurrir sobre colador.


Cortamos en gajos un par de cebollas frescas (para un kilo de chipirones) y los ponemos a pochar, en aceite virgen extra de oliva, hasta que estén blandas y doraditas.


Ponemos entonces los chipirones y los rehogamos un poco. 


Añadimos un vaso de vino de Chiclana Fino Arroyuelo, de Primitivo Collantes, y dejamos reducir hasta que estén tiernos los chipirones y la salsa ligada y reducida, unos veinte minutos.


Se puede hacer también con calamares o con potas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario