domingo, 10 de febrero de 2013

Presentación en Cádiz del libro "Con sabor a Carnaval", de Pepe Oneto


Se presentó en Cádiz el libro “Con sabor a Carnaval” de Pepe Oneto. El acto tuvo lugar en la sede de la Peña Paco Alba, en las Bóvedas de Santa Elena. Un escenario realmente hermoso que utiliza parte del histórico sistema de defensas de la ciudad alrededor de las Puertas de Tierra.

A la derecha, Antonio Montiel conversa con Rafael Paúl Montero y Pepe Pérez Moreno, miembros del Grupo Gastronómico Gaditano. Izda arriba, Juan Manuel Fernández, de la librería Manuel de Falla, que instaló un puesto de venta del libro. Izquierda abajo, Rafael Paúl.

Fotos arriba, aspecto de la mesa antes de empezar la presentación. Abajo izquierda, Juan Antonio Mena junto al barril de Solera 1817 de González Byass.

Actuó como introductor de los participantes en la mesa de presentación Antonio Montiel Sánchez, Presidente del Aula de Cultura del Carnaval y, este año, Presidente del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas, que el viernes celebró su final en el Teatro Falla. La mesa contó con la participación del bloguero especializado en vinos Juan Antonio Mena Cubiles (Tubal) y del investigador gastronómico Manuel Ruiz Torres, cada uno de ellos autores de un capítulo del libro; del Director Comercial y de Nuevos Proyectos de Canal Sur, Manolo Casal y del propio autor, Pepe Oneto.


Antonio Montiel, investigador él mismo del Carnaval, ubicó la importancia del libro dentro de los estudios sobre la fiesta gaditana, por su condición de ser el primero que se dedica a su gastronomía  Se encargó, en cada caso, de introducir a cada participante. Autor y director de algunos de los más reputados coros isleños del Carnaval gaditano, hasta su última participación en el 2010, llegó a cantar en el acto una coplilla de su recordado Colorín Colorao, primer coro mixto que participó en el Falla, allá por el 1987. El estribillo estaba dedicado a uno de las platos más señalados de la cocina gaditana, las papas aliñás.

Antonio Montiel Sánchez

Manuel J. Ruiz Torres participa en el libro con el capítulo “La cocina del exceso en el Carnaval de hace doscientos años”. Comenzó precisando que si bien no existe una cocina específica de la fiesta, sí hay platos que se comen especialmente en estas fechas y, además, con una actitud distinta a la del resto del año. Ésta es la del exceso en la comida, tomada además con una intención de diversión y no sólo para alimentarse. Dijo que sólo puede entenderse la cocina que se realiza en Carnaval en su función de transgresora de las prohibiciones que traerá, después, la Cuaresma. Así, los dos grandes grupos de alimentos serán los que suponen las grandes tentaciones de la gula: la carne y los dulces. A partir de un Arancel de 1770 reconstruye lo que se comía en los bailes de carnaval de esos años y, por extensión, en las calles. Hizo un repaso por la historia de los confetis y habló del origen italiano de las grandes comidas populares que se reparten al pueblo durante las fiestas.

 Manolo Casal, Antonio Montiel y Manuel J. Ruiz Torres

Juan Antonio Mena escribe en el libro el capítulo “Vino de Carnaval“. Empezó recordando su propia educación sensorial en el mundo de los vinos a partir de esos vinos dulces, mistelas o quinas con los que su padre, como los de toda su generación, algo hoy impensable, lo inició en esta cultura del vino. Tuvo recuerdos para las viejas bodegas de Cádiz, en especial, las dos del Nicanor, la más antigua fundada alrededor de 1860. Recordó, incluso, un cuarteto del Masa que decía que madrugaba tanto que ni el Nicanor estaba abierto. También tuvo un recuerdo para el fundador de la Bodega que ahora lleva el nombre de González Byass, en 1835, el sanluqueño Manuel María González Ángel. 


Manolo Casal fue quien se encargó de presentar al autor del libro. Empezó destacando que eran tres los isleños que estaban allí arriba en la mesa, como muestra de la fraternidad carnavalesca de las dos ciudades. Hizo un recorrido desde Los Callejones, donde nació Oneto, hasta el cercano barrio de Santa María, donde antes se ubicaba la Peña Paco Alba. Un paseo carnavalesco que sirvió también para reseñar la biografía y los muchos premios gastronómicos del autor del libro. También resaltó la importante colaboración que presta Canal Sur retransmitiendo las semifinales y la final del COAC para toda Andalucía y, desde su satélite, para el resto de España y Latinoamérica.

Finalmente, Pepe Oneto habló de su libro, como bromeó ante el público, recordando el célebre episodio de la entrevista a Umbral que se alargaba sin entrar en materia. Son más de sesenta las recetas escogidas por el autor como representativas de esa cocina que, aún haciéndose el resto de año, se toman especialmente en estas fiestas. Algunas tan vinculadas a estas fechas como los erizos o los ostiones que llegan a ser el motivo de sus propias fiestas gastronómicas. De estas celebraciones también habla el libro, que hace un exhaustivo recorrido por las que se realizan en Cádiz, citando también algunas de las más importantes de San Fernando. Las recetas se completan, en cada caso, con algunas curiosidades sobre su origen o su consumo, dotándolas así de un importante bagaje cultural gastronómico, resuelto además con una brillante amenidad. A destacar también las muy abundantes fotografías que ilustran el libro, tanto en su parte de historia reciente de los festejos como en la presentación de los platos que presenta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario