miércoles, 1 de agosto de 2012

La Casa con libros (La Zubía)

La Zubía, a sólo seis kilómetros de Granada, aún conserva un hermoso casco histórico con el encanto de calles estrechas de trazado morisco, casas tradicionales con techumbre a dos aguas de teja árabe antigua, grandes casonas con balconadas de madera y, aún, alguna de las muchas huertas que por aquí se cultivaron. Estas calles céntricas son, de hecho, una isla blanca en un pueblo que ya padece también las presión de los adosados que llegan por la cercanía de la capital. El mismo nombre de Zubía procede de "al-Zawiya", que significa retiro o lugar de descanso, pues hasta aquí ya llegaban los nazaríes ricos huyendo del bullicio granadino.


En lo mejor de La Zubía está La Casa con libros (Calle Poeta Miguel Hernández, 19, antigua Calle Real, frente a la portada principal de la iglesia), una impresionante casona del siglo XVIII, restaurada con vocación y sensibilidad a raudales por el poeta  Luis Melgarejo Castañeda. La Casa con Libros es la sede de la asociación cultural La Zagüía, que mantiene allí una biblioteca y una impresionante programación cultural todo el año, con conciertos, presentación de libros, recitales de poesía, cursos, talleres o ciclos de cine. También publican: postales, acompañando el ciclo de lecturas de poemas que quise escribir (yo mismo gocé participando hace un par de semanas), o grandes carteles, de 44 x 64 cm., como el de la imagen siguiente, para pegar por las paredes de las calles:

Además, presta el local a otros colectivos y asociaciones locales para la realización de asambleas y actividades. La Casa con libros redistribuye, a buena parte de la vega de Granada, la señal de la emisora libre Radio Almaina, la Onda invisible de Granada, con una parrilla de programación decidida colectivamente en asamblea, y abierta a movimientos sociales e iniciativas culturales críticas (se puede seguir por stream en Internet, pinchando en el anterior enlace).

Pero, además de catalizadora de todo este imprescindible activismo cultural y social, La Casa con libros es, con diferencia, la más hermosa casa rural que conozco. Para empezar, hay que llamarla casa y no alojamiento, porque el mismo espíritu de implicación en los demás les lleva a acoger a visitantes con confianza y dejando en su responsabilidad lo que en otros sitios vendría rigurosamente regulado. Desde la libertad de usar la cocina familiar para prepararse un té o un café, o guardar en la nevera algún producto perecedero, como la tan de agradecer flexibilidad de la hora de salida, si no estuviera comprometida la habitación para ese día.

Toda la casa está plantada de libros, esperando -esa es la ideología de la casa- que germinen y crezcan. A disposición de esa misma responsabilidad de clientes, se puede disfrutar de miles de libros de todo género y condición, desde grandes éxitos a cuidadísimos libros de arte, desde cómics de coleccionista a poemarios de editoras independientes, desde raras primeras ediciones a popularísimas guías de viajes. Los libros, como objetos de arte o de artesanía, son también parte esencial de la decoración. Hay libros encerrados en jaulas de pájaros. Hay libros que hacen de contrapeso de una romana antigua. En una habitación podemos encontrar toda una colección de distintas ediciones de un mismo libro, El viaje sentimental por Francia e Italia, de Laurence Sterne.

Pero mejor un recorrido visual por esta Casa con libros. Organizada alrededor de un patio andaluz, en la planta primera hay un salón, para uso de clientes, y las 5 habitaciones (tres dobles y dos individuales), amuebladas con antigüedades y piezas únicas. En la planta baja, en torno al patio, se encuentran la biblioteca, la cocina y el salón de reuniones, donde se realizan las actividades socio culturales. Además de otras dependencias internas.


Habitación individual dedicada a El viaje sentimental. Sobre el escritorio, varias máquinas de escribir antigüas. En la pared, un cartel de boxeo de principios del siglo XX.


Vistas desde la primera planta.

Vistas del patio.  Con zonas de descanso y lectura.

Vistas del Salón de reuniones.

Los teléfonos para reservas y precios se pueden consultar en la página donde explican cómo funciona la Casa con libros. Allí también cómo llegar por carretera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario