domingo, 22 de julio de 2012

Música angoleña en el Cotaller

La venta ecológica El Cotaller (antigua venta Torre Alta, en la carretera Puerto Real a Paterna, antes del cruce del Hospital), sigue siendo un magnífico destino para comer bien con productos de calidad ecológica. Desde hace unas semanas, también con conciertos musicales las noches de viernes y sábado, que la convierten en una alternativa de ocio dificilmente superable en la Bahía de Cádiz. El que aún sea un pequeño paraíso en crecimiento, nos invita aún más a darle la difusión que esta experiencia se merece.


Acudimos muy temprano al concierto del angoleño Alberto Mvundi, que actuaba acompañado al bajo eléctrico y coros por nuestro amigo Roman Manteau. Ese mucho madrugar nos permitió disfrutar de la espléndida cocina de Carmen, la madre de Ana, y dedicar toda la atención luego al concierto. Carmen es capaz de mezclar técnicas tradicionales, como las croquetas, a productos novedosos como las algas. O de abrirse a otras cocinas étnicas, como demuestra con sus Makis de verduras o de salicornia (espárragos de mar), o sus patés africanos (olivas y garbanzos).

Junto a estas especialidades, probamos una tabla de quesos ecológicos; tosta mariquita (salmorejo, olivas y jamón); tosta araña (hummus, huevo, oliva); tosta tigre (queso y cebolla caramelizada); una versión del almogrote (paté de queso curado con tomate); otro paté de frutos secos; croquetas de carne asada y otras de zanahoria y huevo duro; y ensalada de la casa (pipirrana con legumbres y vinagreta de mostaza).

En la nueva Carta de verano del CoTaller hay otras especialidades.

El concierto de Alberto Mvundi fue alegre y participativo, invitando al baile o a corear estribillos continuamente. Con letras en portugués y en diversos dialectos angoleños, canta a la alegría de huir de la guerra, a la inmigración, a la fraternidad. Su música, con un fondo que recuerda al reggae africano, se fusiona con ritmos angoleños como la semba (como milonga) o la kizomba (una especie de tango), o con otros ritmos, como la sungura de Zimbabwe, la morna de Cabo Verde o la samba brasileña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario