martes, 22 de mayo de 2012

Chocos con habas

Una receta para entusiasmarse con la primavera y sus logros, de la comarca del Noroeste gaditano, poblaciones que miran al coto de Doñana. También en Huelva hacen variantes de esta receta, allí con cilantro.
Para esta ocasión, en vez de emplear el choco troceado, la hice con un par de chocos de trasmallo, de la Plaza de Puerto Real, con un tamaño de ración y normalmente cocinados a la plancha. Las habas, el ajo tierno y la cebolleta, ecológicas, del huerto todavía vivo de Verduras Revolución, para celebrar mucho que acaban de salvarse del cierre.


Se limpian muy bien los choquitos, eliminando intestinos, tinta y el plumón oseo.
En chorreón de aceite de oliva virgen extra se sofríen, todo picado, un par de cebolletas frescas, una cabeza de ajo tierno (es la siguiente etapa de crecimiento del ajo, que ya no es ajete pero no se ha dividido aún en dientes; si no se tiene, usar una cabeza de ajo lo más fresca posible), perejil y unas hebras de azafrán.
Cuando la cebolleta esté dorada, se echan los chocos, dejándolos rehogar cinco minutos por cada lado. Pasados esos diez minutos, se cubren de agua y se dejan cocer entre 40 y 60 minutos, dependiendo de la dureza de las habas.


En los últimos cinco minutos se sala el guiso y se añaden un par de cucharadas de especias de algas Suralgae, una mixtura de algas deshidratadas y trituradas compuesta por Lechuga de Mar, Ogonori y Aonori, comercializadas por la joven empresa isleña. Esta innovación sobre la receta tradicional consigue aumentar notablemente el sabor marino del guiso.


 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario