sábado, 7 de abril de 2012

Mesa redonda sobre verduras de la huerta de Conil

Se celebró el pasado lunes 2 de abril una mesa redonda sobre la historia y la actualidad de las verduras de Conil, dentro de las II Jornadas Gastronómicas de la Huerta de Conil, organizadas por el Patronato Municipal de Turismo de esta localidad gaditana. En estas II Jornadas han participado  bares y restaurantes. Se puede consultar las direcciones de estos establecimientos y los platos ofrecidos en la relación publicada por la revista digital Cosas de Comé.

Tras la presentación de la actividad por la concejala de Turismo, Pepa Amado, el moderador de la mesa, el periodista gastronómico Pepe Oneto, empezó destacando la importancia de la conseguida marca de calidad asociada a las verduras conileñas y pasó, a continuación, a presentar a los participantes en la mesa.

De izquierda a derecha: Manuel Ruiz Torres, Juan Antonio Mena, Pepe Oneto, Bartolomé Ramírez y Juan Carlos Almazo.


Empezó el autor de este mismo blog, Manuel Ruiz Torres, que hizo una exposición sobre la importancia de las verduras en los años de elaboración de la Constitución de Cádiz. Momento histórico que, en gastronomía, supone el triunfo de los preceptos de la Nueva Cocina, entre ellos un mayor aprovechamiento de verduras y legumbres, frente a la cocina barroca, basada casi en exclusiva en carnes y pescados costosos, elaborados con una gran complejidad técnica. El contenido resumido de esta intervención podrá consultarse en el blog específico sobre "cocina gaditana del Doce".

Siguió el experto en vinos gaditanos, Juan Antonio Mena, coautor del blog Tubal. Tras denunciar la poca presencia de vinos gaditanos en la oferta de bares y restaurantes de la provincia, propuso su particular sugerencia de maridaje para cada uno de los diferentes platos presentados a estas II Jornadas de la Huerta de Conil con vinos de la inmediata ciudad vecina de Chiclana. Olorosos, finos, dulces o blancos de mesa que bien podrían crecer junto a esta cocina de verduras, en una sinergia de la que sólo podrían obtenerse beneficios para ambos. Su meticuloso trabajo de investigación parece que será recogido para próximas ediciones de este evento.

A continuación, Bartolomé Ramírez, Presidente de la  Sociedad Cooperativa Andaluza "Nuestra Señora de las Virtudes", en funcionamiento desde 1963, habló de la importancia de la huerta conileña en la economía local. Destacó que es la población con la edad media de agricultoras y agricultores más joven de la provincia. O que, a diferencia de otras poblaciones agrícolas, que se especializan en unas pocas variedades, la cooperativa llega a comercializar más de sesenta variedades de productos hortifrutícolas, en explotaciones de reducido tamaño, entre una y una y media hectáreas.

Se terminó con la intervención de Juan Carlos Almazo, propietario de la Venta Melchor, situada en la barriada conileña de El Colorado, en la carretera nacional, enfrente de los pinares de Roche. Venta abierta desde 1960, que combina espléndidamente la cocina tradicional conileña con platos donde la renueva, con la sapiencia de su cocinera Petri Benítez. Juan Carlos hizo un pormenorizado recorrido histórico por las huertas de Conil que, aunque ya tenían fama de productoras de verduras de calidad, adquirieron una extensión considerable a partir de la epidemia de filoxera, en el inicio del siglo XX, que acabó con los anteriores cultivos de vid. Terminó su intervención acercándose desde la historia general de esos cultivos a la particular de sus compañeros de la hostelería conileña que habían puesto toda su técnica y sapiencia en elaborar tapas con esas verduras de la tierra. Proponía, así, cerrar el círculo de colaboración entre dos de las principales industrias de Conil -junto a la del atún de almadraba-, la del turismo y la agricultura.


A continuación se sirvió una degustación de platos elaborados por distintos establecimientos de la localidad con verduras de Conil:

Tortilla de Habas, del Restaurante Blanco y Verde
Pastel de berenjenas, del Restaurante Casa Manolo
Salmorejo de puerros con salsa de ajetes y salmorejo de fresas, del Restaurante La Fontanilla
Pastel de verduras, del Bar Juan María
Gazpacho de espinacas y almendras, de La Mejorana
Paté de puerros con crema de carabineros, del Restaurante El Roqueo.

Se acompañó de Manzanilla de Bodegas Barbadillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario